En dos años que llevo practicando Trail Running, creo que habré intentado adelantar a cientos de corredores en el primer quilómetro de carrera quedando aún cerca de veinte, treinta o cuarenta por recorrer. Si, el principal error del Trail runner novato de sentirse mejor cuando adelanta a otro corredor/a que probablemente acabará por hacerlo mucho mejor que tú.

Ahora que empieza un año nuevo y que son fechas para planificar el futuro y corregir errores cometidos, es cuando con calendario en mano, me doy cuenta que la verdadera virtud de este deporte es el competir contra ti mismo. Quitando el impresionante nivel de los corredores top del panorama del Trail, todos corremos por alguna razón más que por la marca, y en cualquier caso, esa marca únicamente depende de nosotros. Si no entrenas, lo pagas. Si no comes bien, lo pagas, y así con todos los aspectos.

Nadie te hará ser mejor que tu mismo y eso es una gran virtud. Porque solamente tú te conoces al cien por cien y sabes perfectamente si estás a un nivel superior respeto la última carrera o si te has relajado y pasado con los turrones. Y en el fondo, eso es una gran suerte. Podrás encontrarte lluvia, nieve, barro, frío, calor… pero eso será igual para todos, por lo tanto, lo único que verdaderamente te hará superarte es ser mejor que tú.

En mi caso he aprendido a intentar ser mejor día a día. A valorar cada entrenamiento como una oportunidad de ser mejor que ayer y el afrontar cada carrera con un objetivo claro sin perder el motivo principal: ser feliz con cada quilómetro.

Feliz año, salud y mucho Trail!

 

VÍCTOR CUERVO
Instagram: @victorcuervotrail
Twitter: @cuervotrail